El enfoque de terapia breve implica que no se alargan los tratamientos innecesariamente. De esta forma, los usuarios y el terapeuta hablan sobre el momento en el que pueden seguir solos sin necesidad de acudir a más sesiones de psicoterapia. El usuario no se engancha al tratamiento y recupera el control de su vida lo antes posible, aumentando la autonomía y la no dependencia al terapeuta.

 

Número de sesiones de tratamiento*

*Datos propios de 180 casos de terapia entre 2010 y 2017 (de entre ellos, en un 74% de los casos se alcanzaron todos los objetivos que se querían conseguir con el tratamiento).
 
 

El promedio de sesiones empleadas en cada tratamiento es de casi 5 en terapia individual, entre 3 y 4 en terapia de pareja, y 3 en terapia familiar. Esto significa que algunos tratamientos sólo requieren 1 o 2 sesiones y en otros se pueden emplear muchas más que el promedio.

Sesiones por tratamiento (promedio)

 

La duración del tratamiento no llega a ser de promedio superior a 3 meses para ningún tipo de formato, ya sea individual, de pareja o familia. Las sesiones al principio se acuerdan cada 1 o 2 semanas, y más adelante pueden pasar 3 o 4 semanas entre cada cita.

Duración en meses (promedio)

Evolución por sesiones en escala bienestar (ORS)

En esta gráfica se muestran los resultados de la escala ORS (Outcome Rating Scale) de bienestar que rellenan los usuarios en cada sesión. Esta escala está validada científicamente y muestra el nivel de malestar o bienestar en diversas áreas de la vida.

Cuando las puntuaciones están por debajo de la linea azul consideramos a esa persona dentro de la población clínica (aquella que muestra un sufrimiento psicológico significativo).

Como se aprecia en estos datos promedio, el tratamiento ayuda a mejorar las puntuaciones en esta escala, aumentando el bienestar significativo percibido por la persona.

 
 
No es normal saber lo que queremos. Es un extraño y difícil logro psicológico.
— Abraham Harold Maslow
Alberto Moreno Gámez - Doctoralia.es