El por qué de la terapia breve

Una de las preguntas que se hace mucha gente antes de ir al psicólogo es cuánto tiempo dura el tratamiento y a cuántas sesiones tendré que ir.

Siempre explicamos que no hay un número de sesiones predefinidas ni ideales, dependerá de muchas circunstancias, como el problema que le trae a consulta o el ritmo al que vayan ocurriendo los cambios y las mejorías.

Sabemos por todas las investigaciones que se han realizado hasta el momento sobre la eficacia de las psicoterapias, que las personas deciden finalizar el tratamiento (de promedio) entre la 8ª y la 10ª sesión, además de que la mayor parte del cambio que producimos los psicoterapeutas ocurren en las 5 primeras sesiones. 

No sólo eso, los modelos de terapia con un enfoque breve han demostrado ser igual de eficaces que otros a largo plazo, empleando un número de sesiones mucho más reducido. 

Estas son algunas razones que justifican el empleo de modelos de intervención breves, que no prolongan innecesariamente los tratamientos, que no generan dependencia al tratamiento o al terapeuta, y que acaban suponiendo un ahorro económico para los que la utilizan.

En la sección de eficacia que enlazo, ofrezco resultados de mis últimos 7 años de trabajo. No es nada excepcional, o no debería serlo, que mostráramos con más normalidad datos sobre nuestros resultados, no sólo porque debemos enseñarlos, sino por hacer que la psicoterapia siga ganándose el crédito y la confianza que se merece.

Breve.jpg